DIVERSIDAD Y ENTORNO

DIVERSIDAD Y ENTORNO

martes, 20 de enero de 2015

EL ÁGUILA IMPERIAL: ESTADO DE CONSERVACIÓN


En 1967, Valverde realizó la primera estimación de la población de águila imperial ibérica (Aquila adalberti) contabilizando 50 parejas reproductoras. Tres años más tarde, en 1970, se obtiene una cifra menor: 30 parejas reproductoras en toda la Península Ibérica; esas 30 parejas constituían la totalidad de las parejas reproductoras ¡a nivel mundial! No fue hasta 1974, de la mano de Garzón, cuando se realizó el que puede ser considerado primer censo de esta rapaz en la Península Ibérica. Arrojó la cifra de 50 parejas reproductoras.
Águila imperial ibérica en una torreta del tendido eléctrico (E. Blanco)
Hasta los años ochenta no se vuelven a realizar conteos organizados de esta rapaz; el siguiente censo tiene lugar entre 1981 y 1986 estimándose entonces un total de 104 parejas (González et al. 1987). En el periodo 1989-1991 se calcula que la población de águila imperial ibérica es de 130 parejas reproductoras (Ferrer, M. 1993). En el siglo XIX esta rapaz se distribuía, con mayor o menor presencia, en casi todo el país, faltando únicamente en el tercio norte peninsular; desde entonces, su área de distribución se ha reducido progresiva y rápidamente. A finales del siglo XX mantenía una población fragmentada en diferentes núcleos poblacionales o subpoblaciones, todos ellos en el cuadrante suroccidental de la península.

En el Libro Rojo de las Aves de España (2004) se estima una población de 350 individuos maduros aproximadamente y se la califica en peligro de extinción: EN C1+C2a(i), en base a su pequeña población (menos de 2500 individuos maduros, criterio C) y al declive poblacional que experimenta (declive continuado >20% en los cinco últimos o próximos años, o en las dos últimas generaciones), además de que ninguna de las subpoblaciones entre las que se distribuye este taxón supera los 250 individuos maduros. 327 parejas se reprodujeron en la Península Ibérica en 2011, de las cuales, siete se localizaron en Portugal (González, L. M. El águila imperial ibérica. El resurgir de una especie. 2012). El censo realizado en 2013 dio un total de 407 parejas reproductoras: 396 en España y 11 en Portugal. Las 396 parejas españolas se distribuían como sigue: Castilla la Mancha, 150 parejas; Andalucía, 91; Casilla y León, 56; Extremadura, 50; y Madrid, 49.

A la vista de estos números parece que la tendencia se ha invertido y ya no se mantiene el declive poblacional de décadas pasadas. Atendiendo a su estado de conservación la UICN, en 2005,  redujo en un grado la categoría de amenaza calificándola de vulnerable (VU). Aun así, continúa siendo una especie en peligro y sus principales amenazas son la electrocución, el veneno y las infraestructuras y obras públicas. Las carreteras y vías de comunicación llegan ahora donde antes era más complicado; se facilita así el acceso a zonas de reproducción, con las consiguientes molestias para las aves y destrucción y pérdida de hábitat.

Distribución en Castilla y León


El águila imperial ibérica se reproduce al sur de la provincia de Segovia y en el centro y sur de la de Ávila. Desde estos territorios se produce una dispersión hacia el norte de Segovia y Ávila, este de la provincia de Salamanca y sur de la de Valladolid.

En 1999, el número de parejas reproductoras en la provincia de Segovia era de nueve. En 2012 se contabilizaron un total de 22 parejas de las que 20 iniciaron la reproducción; de estas, 15 la finalizaron con un resultado de 31 pollos nacidos (datos del servicio territorial de medio ambiente). En  el año 2013 una de las parejas desapareció pero se estableció otra nueva, con lo que  se mantuvo el mismo número del año anterior, 22. El balance final para el 2013 fue de 22 parejas ocupando territorios de cría, de las cuales  19 iniciaron la reproducción y 6 no la finalizaron. Finalmente, las 13 parejas que llevaron a buen término la reproducción produjeron 22 pollos, de los cuales volaron todos menos uno. En este año no se registró ninguna muerte por envenenamiento o electrocución.

Parece que el plan de recuperación del águila imperial va por buen camino ¿Por qué otros planes y estrategias de conservación para especies amenazadas de nuestra fauna no tienen el mismo éxito?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoz de Fago. Pirineo de Huesca.

Hoz de Fago. Pirineo de Huesca.

Río Majones. Pirineo de Huesca

Río Majones. Pirineo de Huesca

Meandros del río Aragón Subordán. Pirineo de Huesca.

Meandros del río Aragón Subordán. Pirineo de Huesca.

Nube en El Pardo (Madrid)

Nube en El Pardo (Madrid)